sábado, 15 de diciembre de 2012

Resiliencia académica y educación del carácter en la psicología positiva


Aprender, que puede ser muy divertido, en muchas ocasiones exige un esfuerzo y una dedicación que no todo el mundo está dispuesto, o en condiciones, de realizar. Hay estudiantes que no quieren aprender, que no piensan que puedan aprender, y que no encuentran nada atractivo aprender, no importa lo maravillosa que sea la escuela, ni sus profesores, ni los medios o recursos que se pongan a su disposición (Seligman, 2011), y parecen refractarios a las aplicación de las mejores estrategias y técnicas pedagógicas que brillantes educadores y pedagogos diseñan pensando en ellos (Vaello, 2011).

El esfuerzo es fruto de una decisión personal consciente, libre y voluntaria, una cuestión relativa al carácter de la persona. Conocemos dos rasgos del carácter que tienen que ver con dedicar tiempo a una labor que suponga esfuerzo:

- Autocontrol (auto-disciplina).
- Persistencia: perseverancia y pasión en la persecución de metas a largo plazo, inmunidad al desaliento

La psicología positiva considera que, en la mayoría de los problemas o dificultades de aprendizaje, queda un margen -más o menos amplio- a la beneficiosa influencia de un rasgo del carácter como es la resiliencia. Sería muy bueno explorar en cada caso el auténtico peso de las circunstancias y el margen real que existe para compensarlas con el esfuerzo personal ya que incluso en las circunstancias externas más adversas siempre queda un espacio para la elección personal (“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias – para decidir su propio camino”. Viktor E. Frankl, El hombre en busca de sentido).

La resiliencia es un elemento central en el concepto de flourish que predice resultados educativos y psicológicos tales como disfrutar en la escuela, la mayor participación en las clases, y una mejor autoestima. Martin y Marsh (2006), han establecido cinco factores que predicen la resiliencia académica: confianza, coordinación-planificación, control, calma-tranquilidad, compromiso-persistencia. Todos estos elementos deberían ser tenidos en cuenta y adoptarse como objetivos de una acertada educación del carácter especialmente con alumnado con problemas de aprendizaje.

En resumen, para la psicología positiva el carácter es -al menos- tan importante como el intelecto, o la capacidad, en la consecución de logros académicos y de cualquier otro tipo. La educación del carácter debe tener presente la conexión existente entre determinados rasgos de personalidad, incluidos en el concepto de “flourish” y el bienestar. Lo importante es que el esfuerzo es educable y lo dos rasgos citados (autocontrol y persistencia) deben constituir el eje central de una bien orientada educación del carácter (Seligman, 2011).

Referencias

Martin A. J., & Marsh H. W. (2006). Academic resilience and its psychological and educational correlates: a construct validity approach. Psychology in the Schools, 43 (3), 267-281.
Seligman, M.E.P. (2011). Flourish. A visionary new understanding of happiness and well-being. New York: Free Press.
Vaello Orts, J. (2011). Cómo dar clase a los que no quieren. Barcelona: Graó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios constructivos son bien recibidos